En tensión

Así es como vivimos en esta casa. Algunos podréis decir que qué lista, que eso les pasa a todas las madres y padres del mundo desde el mismo momento en el que sospechan que van a tener un hijo. Correcto. Pero es otro tipo de tensión, esa en la que pensáis. Es una tensión, por así decirlo, institucional; qué se yo, en un primer momento a la madre le pone tensa hasta que duerma más de media hora seguida o que no cague a la misma hora que ayer. Hasta ahí, todo normal. Raros son los padres que con el primer retoño no viven con esta tensión que a veces, de tan alerta como les tiene, les hace escuchar llantos donde no los hay, gases donde no los hay, ruidos donde no los hay e incluso hace que una llegue a tener miedito de su propia imaginación.
M. pinchando el hit.
Una vez pasada esta espeluznante etapa, sobre el año y medio del enano en nuestro caso, una cree haberse librado de una vez para siempre de esa horrible tensión. Luego esa madre habla con otras madres más experimentadas y le corroboran que no, que la tensión nunca se irá del todo, que siempre estará ahí para saltar ante la sospechosa décima de fiebre, ante el pequeño rasguño fruto de una escaramuza en el parque o ante la inocente cara de pena que viene con el primer cate del nene. De modo que toca volver a asumir este nuevo tipo de tensión que, al parecer, será de por vida. 
Pero entonces, una vez asumidas todas las tensiones que una cree que pueden existir en la vida materno filial,  llega la tensión que nos ocupa hoy, la tensión que hace que vivir en un mundo en el que haya música sea una pesadilla. Así como lo cuento. 
Aquí, en éste nuestro hogar, siempre hay música. Muy variada, de verdad. Muchísimos discos, un par de radios siempre dale que te pego al son. Música en el coche, música en el jardín; todo el mundo muy musical. Pero M. es un muchacho que tiene las ideas claras, demasiado claras. Es un niño, por poner un ejemplo, que oye Daddy Cool de Boney M y levita de emoción, pero es también un niño que oye cualquier otra canción que no sea Daddy Cool de Boney M, y se mosquea. Esto es así. Hemos llegado a un punto en el que escuchar el primer compás de esta canción supone baile asegurado, palmadas e invitación aupa para que los saltos sean todavía más altos y el disfrute mucho mayor. Para él, digo. Más que nada porque esta nueva actividad nos puede ocupar, fácilmente, toda la tarde. 
Al principio estábamos, y digo bien, estábamos, todos encantados. Ahora… estamos hasta el mismísimo moño de la canción. Y todo podría acabar ahí, todo podría quedar en una etapa más en el desarrollo del enano si no fuera porque una cadena de televisión ha decidido, así como si no existieran más canciones en el mundo, que esa es la mejor canción para amenizar sus intervalos entre programas y bloques publicitarios. Esa inocente decisión tomada en una inocente reunión en una inocente sala de reuniones del susodicho canal, me hace vivir en una tensión sin precedentes, y que se manifiesta muy especialmente en el crítico momento de la hora de dormir: ya puedo llevar media hora meneando al niño, dale que te pego a entonar con más pena que gloria la nana mágica con la que cae fulminado, que si el bicho semidormido detecta con su infalible oído en la lejanía del pasillo la primera nota del estribillo de la canción que anuncia que se acabaron los anuncios, abre los ojos y se pone a mover el culo. Siempre y con emoción. Hay ocasiones en las que incluso ya casi dormido del todo, y sin abrir los ojos, también mueve el culo. Y si ya no tiene fuerzas para mover el culo, mueve un pie.  
Hay quien dirá que tonta yo, que le duerma con la tele apagada… pero es que aquí somos fans de Wyoming 😉 Y realmente, y aunque nos salga la canción por las orejas, también somos fans de M. y su mágico sentido del ritmo. Ahora ya solo queda que empiece a aceptar variedad musical 🙂
Anuncios

13 comentarios en “En tensión

  1. DetrasDelMapamundi Mamamundi dijo:

    Ufffffff, los cantajuegos ¡ Al principio ay que bonitos!
    pero por diosssssssss que pesadilla, que tortura, que taladramiento de cerebro todo el día la misma banda sonora y el niño reclamandote para hacer “du-du-dua-du-du-duá du-du duaa” jejejeje y tu con la casa, el niño y los temas de las oposiciones (haciendo aire) en la mano….
    Pasará, pasará jejeje no hay mal que 100 años dure…. ni cuerpo que lo resista.
    Por cierto Paula sigues adelante con las oposiciones?
    Espero que si, he entrado para animarte un poco ;-), que yo sé la dificultad que conllevan y con un pequeño “minimonstruo” más.
    Yo ya me estoy tensando de pensar en las mías el año que viene aynssssss (E.Infantil)
    Un abrazote a todas.

    Me gusta

  2. Maribel Peña dijo:

    Ay la pera!!!! me parto con M. a los míos (los tres) les ha dado por la Musicalité, y también se ponen que da miedo, conozco esa tensión…. En el coche es: “pon otra vez nuestra canción” y no sé si es peor esa canción (que me encantaba) o los cantajuegos de los coj…
    Bueno, todo pasa!! jaja (eso espero)
    Bs 🙂

    Me gusta

  3. Blan dijo:

    Jajajajaaa es lo que te iba a decir, que cambiaras de canal! Pero luego lo pensé y digo, pocos canales más hay que merezca la pena poner… 😛
    Lo de la tensión y los ejemplos que pones, son taan reales… Y hay otros momentos que merecen un post aparte, podríamos llamarles momentos de tensión bajonera. Ejemplo: el otro día estábamos en el parque y Eva quería jugar con una pandilla de niños un poco mayores que ella, que no le hicieron el menor caso. Ella iba corriendo detrás de ellos y, cuando llegaba, ellos salían corriendo hacia otro lado y ella se quedaba solita, mirándoles. Ella les ofrecía su pelota y ellos la cogían, para jugar con ella, con la pelota, sin hacerle a Eva el menor caso. Eva les pedía subir con ellos al balancín y ellos la apartaban amablemente para subirse con alguien de su tamaño.
    Y a Eva la verdad, poco le importó. Pero a mí me dio tal penita, tal ternura, que se me saltaban las lágrimas al ver cómo le hacían el vacío a mi pobre Pipeke.
    Hubiera desollado a esos niños…
    Desde luego, en qué nos hemos convertido! Es por la tensión, jajaj ;P
    Muaaaks!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s