Te lo dije

Corren por ahí voces maliciosas que dicen que estoy malcriando al niño, y algunas de ellas se basan en un hecho muy concreto: yo soy de esas que dejan el móvil al niño. A mí esas paparruchas de que si la pantalla es de cristal, de que si la trasera también es de cristal, de que si el sensor de nosequé… no me interesan. A mi niño le gusta hacer como que habla por el móvil con la gente, y ponerse el mío entre hombro y oreja y soltar una parrafada le hace muy, pero que muy feliz.
Practicando con la funda desde bien pequeñín
De modo que desde que quedó claro que esa era una de sus más preferidas actividades para jugar a eso que algunas personas ilustradas llaman “juego simbólico” (y yo llamo entretenerse solito), mi móvil ha viajado muchas veces al suelo. Muchas, incontables. Una vez, incluso se hizo una rajita. Nada, pequeña cosa sin importancia, hemos convivido con la rajita un montón de tiempo y además, que fue sin querer.  Las fundas que le pongo a prueba de golpes casi siempre han dado resultado, que a veces llevaba el móvil –sobre todo al principio, luego a todo se acostumbra una- que parecía una momia en invierno.
El tema es que claro, que M. juegue a hablar por el teléfono móvil, ha supuesto varias cosas:
       Que yo lleve escuchando eso de “ el día que se te rompa ya verás tú qué gracia” desde hace muchos, pero que muchos meses.
       Que en algunas de esas caídas se me haya salido el corazón del pecho al pensar que, esta vez sí que sí, había sido la definitiva y adiós fotos y adiós contactos.
     Que muchos días haya perdido el teléfono durante horas porque claro, a saber dónde “colgó” el enano al terminar su última conversación con a saber quién.
De todas estas variables, la que más me ha fastidiado me ha dado siempre ha sido, adivina adivinanza, la de “ya verás tú”; lo que más rabia me daba de pensar que un día el niño lo fuera a romper de verdad era la cantidad de “ya te lo dijes” que iba a tener que escuchar. Pero, oh fortuna, ese día no ha llegado. Ni llegará.
No llegará porque ¡el móvil me lo he cargado yo solita! Sobre el disgusto tremendo que sentí al verlo rodar escaleras abajo tras pegar un incomprensible salto de mi mano, escuchando cada pequeño decibelio que indicaba que en efecto esta vez sí se iba a rajar el cristal entero y verdadero, pude sentir –no sin cierta sorpresa, la verdad, no pensé yo que fuera a tener el humor para esos trotes- una vocecita interna de triunfo, de alegría que decía algo así como… “jodeos, agoreros, que el móvil lo he roto yoJ

Anuncios

13 comentarios en “Te lo dije

  1. lascositasdelucas dijo:

    jajajajaja, Paula, yo también le dejo el mío, a veces intento hacerlo cuando estamos solos para que nadie me diga nada!!!! Y una vez lo ahogó en el cubo de la fregona con amoniaco! El pobre móvil fue recuperando cada día un poco más hasta que ha funcionado a la perfección de nuevo

    Me gusta

  2. Beatriz dijo:

    No te lo vas a creer Paula, pero mi movil terminó la semana pasada debajo de la rueda de un todoterreno (señor porfavor, mueva el coche que ha atropellado mi movil) y sobrevivio! la pantalla quedò un poco rara, pero increiblemente funcionaba… Me compré otro, pero aun no salgo de mi asombro :p Besiños guapis!

    Me gusta

  3. Blan dijo:

    Jajajaaa qué riquiño Baby Mike, que cuelga donde le pilla!
    A mí los “telodijes” no me vienen por ahí, yo sí que mi móvil, mi ordenador y mi iPad los he vetado para la peque… pero tiene su coña, porque soy yo la que los trata horriblemente mal. Dejo el móvil en la esquinita de la mesa a punto de caer, el iPad lo tengo sin funda y lleno de churretones, la mochila del ordenador es una caquilla… Y lo peor, convivo con un siervo de las nuevas tecnologías, una de esas personas que gritan “telodijes” o similares, como “ASÍ NO SE ENROLLA EL CARGADOR! NO VES QUE SE JODE EL CABLE!?”, o “APAGA PRIMERO Y DESENCHUFA DESPUÉS!!” o “NO LE DES AL BOTÓN ANTES DE QUE ACABE DE CARGAR!!!!” o “HARÍAS COPIA DE SEGURIDAD ESTE MES, NO??????” o, en efecto “SE TE ESTROPEÓ [tal aparato]? ESO ES POR [tal cosa que te dije 800 veces que hacías mal y seguiste haciéndola mal] TE LO DIJE”.
    Cómo me jode las veces [todas] que tiene razón…
    Muaaa

    Me gusta

  4. Maribel Peña dijo:

    jaja jajaja!!!!!! Mira que tengo tres que han jugado con el puñetero móvil y también lo he roto yo solita!!
    Si es pantalla , tiene solución. Si se le cae una cerveza encima…. Es más complicado. Soy experta, me he cargado dos!!! Y me han dicho “te lo dije”, que a mi también me regañan!!!!! 😉

    Me gusta

  5. sonia bs dijo:

    Jaajajajajjaaj, a mi Alvaro me rompió mi móvil hace como dos semanas. Estaba hablando por teléfono, terminó de hablar y lo tiró al suelo con todas sus fuerzas. Hasta él se quedó helado de su propia reacción.
    El móvil era una castaña y estaba deseando comprar uno nuevo, así q excusa perfecta.
    A q no te imaginas lo peor de todo? Efectivamente, los telodije!!!
    Gran post compañera

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s