Disyuntiva

Hay una cosa muy buena de Laniña: lo mismo es una diva divina a la que le encanta llenarse de pulseras y retirarse el pelo de la cara, como que se convierte en un cachorrillo de tigre, salvaje y locuela, a la que le importa bien poco el glamour.IMG_1361

Como es muy pequeña supongo que está en fase de definición, y le cuesta elegir cuál de sus dos vertientes afianzar. Por eso hoy, divina, peinada y limpia de camino al parque, no ha podido evitar meterse hasta media pierna en un charco gigante, residuo de la tormenta de ayer.

El momento ha sido grandísimo, tanto como su disgusto al darse cuenta de que sus queridas zapatillas rojas, heredadas de una primita mayor, se habían llenado de mierda. Literalmente, era un charco de los más apestosos que yo haya visto jamás.

Ha llorado muy fuerte durante bastantes minutos, diciendo “susio, susio“. Que estaban sucias las zapas.

Cuando M. ha dejado de intentar consolarla y le ha propuesto ir al columpio, su vena silvestre ha vuelto a aflorar y se ha ido feliz tras su hermano, correteando descalza y apestosilla, ajena ya a sus zapatillas susias.

No sé cómo será de mayor, pero tal y como es ahora, nos llena de agotamiento y alegría.

Así que… ¿para qué elegir?☺️

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s