En el pueblo

En el pueblo no se andan con tonterías. Tú al pueblo llegas y nada más abrir la puerta, se te abalanzan una serie de familiares con los morros llenos de besos y los brazos bien vacíos ansiosos por llenarse de ti y de tu prole. En el pueblo, tú llegas con un niño en cada brazo, y cuando reaccionas no tienes a ninguno, se los han llevado pa’dentro a estrujarles bien estrujaditos, para dejarles la impronta clara y que desde el día en el que llegas hasta el día en que te vas, se sientan parte del clan y de la familia con todas las de la ley.IMG_2824

Hoy al llegar a la finca familiar, de pronto y cuando todavía no había ni soltado las llaves del coche, he visto a la prima peluquera peinando a Laniña de gala, una más entre las mayores que esta tarde tenían sesión de belleza. En familia y en el pueblo todo funciona así, te hacen hueco enseguida y además sin remilgos de ninguna clase.

Y tras el peinado express, de pronto ves a la prima que también es tía poniéndose el bikini a toda pastilla para bañarse con tus hijos, y luego, tras la inevitable caída veraniega en el pueblo, la de todos los años, la prima estudiante de medicina diagnostica y cura con besitos al hijo, mientras las tías abuelas le dan besos repetidos, besos que parecen boomerangs de besos, fuertes y sonoros, para alejar el disgusto y volver a verle feliz.

En el pueblo no se andan con tonterías, y el cariño se demuestra así, sin medias tintas, ya digo. Y tenemos toda esta semana para irlo corroborando 🏡❤️

Anuncios

Un comentario en “En el pueblo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s